Seguramente una de las partes de la sesión de entrenamiento a la que menos importancia le demos es al calentamiento.

Pero,  si nos paramos a pensar, la gran mayoría de nosotros o no calentamos o bien lo hacemos de forma inadecuada.

De esta forma, estamos obviando una parte importante de nuestro entrenamiento, aumentando la probabilidad de lesionarnos, por ejemplo.

Cómo debe realizarse el calentamiento para que sea efectivo

Todo lo anterior cobra más importancia en un amplio grupo de personas, como son los que han tenido un antecedente de enfermedad cardiovascular, véase un infarto de miocardio, quienes deben realizar ejercicio físico, pero que precisamente una contraindicación para el mismo es notar cierto dolor en el pecho. La evidencia nos dice que estos sujetos deben realizar ejercicio físico, eso sí, a intensidades controladas (40-60% VO2máx.). No obstante, y aunque los beneficios aún no son claros, todo apunta en la dirección de que la rehabilitación cardíaca de alta intensidad puede ser igualmente efectiva que la de intensidad moderada, donde generar en el calentamiento, por ejemplo, un segundo estímulo de ejercicio a más intensidad aumentando el umbral isquémico de forma aguda puede evitar ese dolor en el pecho. Este segundo estímulo debe estar separado del inicio de la actividad por un mínimo de 15 y un máximo de 60 minutos.

Infografía sobre la intensidad de ejercicio y corazón

Porqué se produce el efecto beneficioso de este calentamiento

Pese a que concretamente se desconocen las causas de porqué pasa esto, se hipotetiza que durante el segundo estímulo aumentaría el flujo sanguíneo coronario, disminuyendo la resistencia microvascular, pese a una reducción en la presión de perfusión. Esto vendría condicionado por una dilatación de las arterias, sobre todo femoral y braquial generado durante el primer estímulo.

Por todo esto, si decides empezar un programa de ejercicio físico personalizado y a tu medida, no dudes en contactar con el equipo Trainsplant, nosotros nos ocuparemos de analizar tu caso y ayudarte. Somos especialistas en el entrenamiento para personas trasplantadas.

Contacta por email si quieres hacernos alguna consulta, o conecta con nosotros en Facebook o Instagram. También puedes escribirnos con el formulario de nuestra página de contacto.

 

Referencias

  • Kay, P., Kittelson, J., & Stewart, R. A. H. (2000). Relation between duration and intensity of first exercise and “warm up” in ischaemic heart disease. Heart, 83(1), 17-21.
  • Shurlock, B. (2014). New directions for warm-up angina?. European Heart Journal, 35(44), 3077-3078.
Tags

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.