Las agujetas qué son y como tratarlas

Todos conocemos la más que conocida sensación de dolor a nivel muscular que solemos tener al cabo de unos días tras comenzar un programa de ejercicio físico. Este tipo de dolor es denominado formalmente como “agujetas” o dolor muscular post-esfuerzo de aparición tardía. Sin embargo, ¿son sinónimo las agujetas de que hemos realizado un buen entrenamiento o pueden llegar a ser nocivas?

¿Qué son las agujetas?

Lo primero que debemos explicar es porqué se producen, siendo la causa principal la realización de contracciones musculares a las que no estamos habituados y las cuales son realizadas de forma repetitiva. Después de esta explicación queda desechado uno de los numerosos mitos que rodean a esta dolencia, en este caso que pudiesen ser producidas por la cristalización de una sustancia como el ácido láctico en nuestro organismo. Por otro lado, el daño muscular que generan puede presentarse desde las 24 horas posteriores a la actividad y se puede alargar hasta los próximos 7 días, siendo las mujeres más sensibles a la aparición de las mismas.

¿Se pueden prevenir las agujetas?

Sin embargo, una de nuestras preocupaciones más frecuentes es si pueden prevenirse, y ante ello la respuesta es que sí, siendo efectivo para ello una correcta adaptación y progresión en cuanto a las cargas de los entrenamientos que realizamos (para ello te recomendamos que leas este post de nuestro blog sobre los diferentes beneficios de contar con un entrenador personal). Esto es más importante si cabe en aquellas personas con enfermedad renal, el cual un exceso de entrenamiento, y por tanto tener muchas agujetas, podría generar una disminución de la función renal de forma transitoria y crónica al aumentar de forma exacerbada el daño muscular producido.

¿Cómo podemos curar las agujetas?

Por otro lado, nos preguntamos por cuales son las medidas más efectivas para su tratamiento, ya que en muchos casos pueden interferir sobre muchas de las actividades que realizamos en nuestro día a día. Aquí, son efectivas algunas como realizar esfuerzos similares, pero a menos intensidad o ponerse frío o calor en la zona (sobre todo este último). Sin embargo, los estiramientos estáticos, pese a tener efectos positivos, estos son muy pequeños, por lo que no parecen ser una medida efectiva. Finalmente, es necesario desterrar, y volviendo al tema de los mitos, uno de los más frecuentes como es utilizar agua con azúcar para quitárnoslas, siendo una medida absurda con ningún tipo de evidencia científica.

Si decides empezar un programa de ejercicio físico personalizado y a tu medida, no dudes en contactar con el equipo Trainsplant, nosotros nos ocuparemos de analizar tu caso y ayudarte. Podemos hacerlo online o presencial.

Contacta por email si quieres hacernos alguna consulta, o conecta con nosotros en Facebook o Instagram. También puedes escribirnos con el formulario de nuestra página de contacto.

 

 

Referencias:

  • Miñarro, P. Á. L. (2002). Mitos y falsas creencias en la práctica deportiva. Inde.
  • Wang, Y., Li, S., Zhang, Y., Chen, Y., Yan, F., Han, L., & Ma, Y. (2021). Heat and cold therapy reduce pain in patients with delayed onset muscle soreness: A systematic review and meta-analysis of 32 randomized controlled trials. Physical Therapy in Sport, 48, 177-187.
  • Herbert, R. D., de Noronha, M., & Kamper, S. J. (2011). Stretching to prevent or reduce muscle soreness after exercise. Cochrane database of systematic reviews, (7).
  • Macchi, R., Vercruyssen, F., Hays, A., Aubert, G., Exubis, G., Chavet, P. et al. (2021). Sex influence on the functional recovery pattern after a graded running race: original analysis to identify the recovery profiles. Frontiers in physiology, 12, 649396.
  • Atkins, W. C., Butts, C. L., Kelly, M. R., Troyanos, C., Laursen, R. M., Duckett, A. et al. (2022). Acute Kidney Injury Biomarkers and Hydration Outcomes at the Boston Marathon. Frontiers in Physiology, 2402.
Tags

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.