Realizar algo de actividad física de forma regular es importante para los receptores de trasplantes de órganos sólidos (corazón, pulmón, hígado, riñón). Sin embargo, la realidad es que los destinatarios no cumplen con la cantidad recomendada o el tipo de actividad física requerida. Las barreras percibidas y los elementos facilitadores de la actividad física en esta población son en gran parte desconocidos.

Para abordar y conocer más sobre este tema, se ha llevado un estudio cualitativo centrado en explorar que barreras y elementos facilitadores experimentaban para realizar ejercicio físico.

Como resultado, se analizó que las barreras indicadas más importantes fueron las limitaciones físicas como un nivel de energía insuficiente, miedo y comorbilidades. Los elementos facilitadores mencionados con mayor frecuencia fueron la motivación, la protección, las consecuencias de la inactividad, la rutina, la prioridad de los objetivos y la responsabilidad de recibir el órgano trasplantado. Los factores neutrales que actúan como barrera o facilitador fueron la autoeficacia y la experiencia personal.

Como conclusión del estudio, se puede afirmar que las barreras identificadas y los elementos facilitadores son en parte comparables con la población general y en parte específicos para los receptores de trasplante.. En cualquier caso es fundamental aumentar los niveles la actividad física y reducir el sedentarismo en los receptores.

Referencia del artículo:

van Adrichem, E. J., van de Zande, S. C., Dekker, R., Verschuuren, E. A., Dijkstra, P. U., & van der Schans, C. P. (2016). Perceived barriers to and facilitators of physical activity in recipients of solid organ transplantation, a qualitative study. PloS one, 11(9), e0162725.

Tags

Sin comentarios